Medio Ambiente

OBJETIVOS MEDIOAMBIENTALES

 
Rechasa lleva a cabo su actividad empresarial en un sector protagonista de la economía circular, un modelo que prioriza el aprovechamiento de recursos y la reducción de las materias primas.

Así, de un esquema lineal que parte de la extracción para producir, después consumir y finalmente eliminar, el nuevo paradigma promueve la reutilización, la reparación y el reciclaje de bienes y servicios para minimizar el impacto ambiental, a la vez que trata de convertir los residuos en nuevas materias primas.

Nuestra misión

La misión de Rechasa es recoger, organizar y preparar en sus instalaciones los materiales que posteriormente se procesarán en la fundición para poder ser reutilizados, dándoles así una segunda vida.

Por un lado, recupera chatarra inservible que se convertirá en nuevos productos; por otro, disminuye los costes medioambientales y sociales que implica el consumo masivo de la sociedad actual.

La empresa realiza anualmente un plan de formación para la plantilla en la que se realizan cursos tanto de prevención de riesgos laborales como para la concienciación medioambiental.

Visita del curso de Gestión de residuos de la Fundación Laboral de la Construcción a las instalaciones de RD San Juan

Certificados y autorizaciones

Rechasa está actualmente inscrita como gestor de residuos no peligrosos en el Registro de Producción y Gestión de Residuos, por resolución del Instituto Aragonés de Gestión Ambiental, siendo el número de operador como gestor de residuos no peligrosos que valoriza el AR/GNPO-194, contando asimismo con todos los demás requisitos legales para ejercer tal actividad, en la instalación para la gestión de residuos no peligrosos con número AR/GNPA-270 y para la gestión de residuos peligrosos con número AR/GRP-193 y AR/GRPO-103.